Lifting de cejas

El lifting de cejas es un procedimiento que busca elevar las cejas. Para este procedimiento tenemos diversas técnicas, según el caso en particular, buscando siempre la mejor cicatrización y una rápida recuperación:

Transblefaroplastia: se refiere al levantamiento directo desde la incisión de la blefaroplastia, colocando suturas internas.

Lifting endoscópico de cejas: técnica endoscópica mínimamente invasiva, realizada a través de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo.

Lifting directo de cejas: se realiza mediante una incisión encima o en los extremos de las cejas.

Lifting no quirúrgico: se hace mediante la inyección de sustancias de relleno, hilos, toxina botulínica y/o ultherapy. En general los mejores resultados se obtienen con técnicas asociadas.
El lifting de cejas es un procedimiento que busca elevar las cejas. Para este procedimiento tenemos diversas técnicas quirúrgicas, según el caso en particular, buscando siempre la mejor cicatrización y una rápida recuperación:

  • Transblefaroplastia: se refiere al levantamiento directo desde las cejas.
  • Lifting endoscópico de cejas: técnica endoscópica mínimamente invasiva,  realizada a través de pequeñas incisiones en el cuero cabelludo.
  • Lifting directo de cejas: se realiza mediante una incisión en los extremos de las cejas para retirar el exceso de piel.
  • Lifting no quirúrgico: se hace mediante microinyecciones de toxina botulínica, sustancias de relleno y/o ultherapy.
El lifting de cejas se recomienda en casos donde se presente grados moderados o severos de caída de las cejas, ya que la blefaroplastia, que está indicada para casos leves, no conseguirá despejar el párpado suficientemente.

Los candidatos más frecuentes son mujeres a partir de los 40 años que desean unas cejas más elevadas, aunque es útil en casos de caída de cejas por edad, pérdida de volumen o incluso en casos de traumas o parálisis facial.
Tras el procedimiento, el paciente puede notar diversas molestias transitorias como tirantez, sensación de hormigueo, entre otras, y que varían según el tratamiento seleccionado. De igual manera que hematomas e hinchazón, según la técnica aplicada, que desaparecen progresivamente.
Después de un lifting de cejas suelen aparecer molestias y tirantez sobre a nivel de las sienes, los cuales mejoran con antiinflamatorios durante la primera semana. La recuperación es rápida, no suelen aparecer morados, aunque sí, un poco de inflamación en la zona.

Luego de una semana, aunque la recuperación no se ha completado, se pueden reiniciar actividades la gran mayoría de actividades cotidianas, teniendo en cuenta que es importante no realizar esfuerzos físicos para evitar posibles sangrados.
El lifting de cejas aporta un aspecto rejuvenecido y descansado a la mirada, según la técnica elegida, los resultados son más o menos evidentes al igual que su duración varía según la técnica. Las técnicas no quirúrgicas ofrecen resultados naturales pero temporales, los tratamientos quirúrgicos ofrecen resultados mas definitivos o de mayor duración, cada caso es diferente y debe valorarse para elegir la mejor opción.

Pedir cita